La telefonía en Colombia
Imprimir

La telefonía en Colombia: Acortando distancias, acercando voces

Desde el telégrafo hasta la telefonía celular, en esta crónica les contaremos que sobre algunos de los momentos más relevantes de estas tecnologías que revolucionaron las comunicaciones en el país.

En 1849, durante el gobierno del general Tomas Cipriano Mosquera, se avanza en gestiones en Inglaterra para implantar en la Nueva Granada el telégrafo eléctrico. Unos años después, en 1851 para ser exactos, el general José Hilario López y su secretario Manuel Murillo Toro, sancionan la ley aprobada por el congreso de la república por medio de la cual se concede el privilegio exclusivo por 40 años a Ricardo de la Parra y CIA, para establecer el telégrafo eléctrico en la Nueva Granada y entre este y el extranjero.

Así, en 1872 empieza a funcionar el telégrafo entre Barranquilla y Puerto Colombia y se aprueba el contrato del poder ejecutivo para el establecimiento de una línea telegráfica entre Zipaquirá y Bucaramanga, con ramificación en Tunja. La infraestructura es construida por Demetrio Paredes. De igual manera, ese año se abre en Bogotá la primera escuela de telegrafía con seis alumnos orientados por el profesor Ricardo Balcázar.

En el año 1873 se nombra a lags primeras mujeres telegrafistas, se implanta el secreto en los mensajes y se señalan funcionarios que pueden gozar de franquicias en el país. Un año después había oficinas telegráficas en 48 poblaciones de Colombia que transmitirían un total de 98.378 telegramas. También para esa época el Estado desmonopolizó el servicio del telégrafo.

Un hecho que demostró la capacidad del telégrafo en las comunicaciones fue el terremoto que destruyó Cúcuta, pues su magnitud se conoció gracias a ésta herramienta, lo cual facilitó también la atención a la población afectada.

Este avance fue el antecesor para la llegada del teléfono. La primera llamada experimental se realizó en Bogotá en el año 1878 y para 1885 se inicia el servició telefónico en la capital y en Barranquilla. Con el paso del tiempo se fue ampliando la cobertura de manera escalonada, lo que hizo necesario ampliar la central telefónica de Bogotá y aumentar el número de conmutadores y empleados para atender la creciente demanda del servicio. Para 1896 la central telefónica de Bogotá prestaba servicio a 500 abonados y para 1910 había 1300 aparatos telefónicos en el país.

Para 1920 ya había cerca de una docena de compañías privadas que prestaban el servicio telefónico local colombiano y tres años después, el presidente de Colombia, general Pedro Nel Ospina, inauguró la estación internacional de radiocomunicaciones en Morato y el servicio inalámbrico con y entre las estaciones de Medellín, Barranquilla, Cali y Cúcuta y se crea también el ministerio de correos y telégrafos de Colombia. Esto abrió la posibilidad de que radioaficionados introdujeran los primeros receptores de radiodifusión de onda corta en el país. Casi cuatro años después se inaugura la primera línea a larga distancia que comunicaba a Bogotá y Barranquilla y tras treinta años se instala los primeros servicios radiotelefónicos internacional entre Bogotá y Miami.

Se da la unificación de empresas de telecomunicaciones en 1943 tras la nacionalización y la autorización al Congreso de la república para intervenir. Es así como se compra Marconi Wireless Telegraph y, una vez adquirida, se fusiona con la Radio Nacional para crear la Empresa Nacional de Radiocomunicaciones. Dos años después se inicia el estudio de conexión telefónica directa de Bogotá con Nueva York y el plan de comunicaciones para la IX Conferencia Panamericana del 48. El gobierno compra la Compañía Telefónica Central y crea la Empresa Nacional de Telecomunicaciones TELECOM. El 9 de abril de ese año, asesinan al líder política Jorge Eliécer Gaitán y la empresa presta los servicios a toda la nación, lo que permitió, junto con la radio, la comunicación del suceso.

En 1950 se fusiona la Empresa de Radiocomunicaciones con TELECOM, quién hasta el momento garantizaba la prestación de los servicios telefónicos a toda la nación. Para que esto fuera posible, operaban más de 1000 oficinas de la red telegráfica inalámbrica del Ministerio de Correos y Telégrafos. Se da también en radio enlace VHF entre las ciudades de Bogotá y Medellín, convirtiéndose el salto entre Monserrate y Santa Helena el más largo del mundo en su clase hasta la fecha. Esto permite acelerar el desarrollo de la modulación de impulsos codificados MIC con utilización de transistores y circuitos integrados.

Nueve años después, TELECOM ofrecía servicios permanentes de Télex y Telegrams internacionales, con lo cual la comunicación dio importantes avances al conectar al país con otros continentes. La importancia de las telecomunicaciones fue tal que tan solo un año después nace en la Universidad del Cauca la primera facultad de ingeniería electrónica y telecomunicaciones patrocinada por TELECOM. Ya para 1961 empiezan a utilizarse aparatos telefónicos de teclado en lugar de los disco.

Como se puede ver, el avance de la telefonía en el país, dio apertura a eventos como la primera transmisión de televisión a color vía satélite para transmitir la llegada del papa Pablo VI al país y también se realiza la primera transmisión radial para la transmisión radial de la gira del presidente Carlos Lleras Restrepo a Estado Unidos.

En 1985 se abre licitación pública internacional para el montaje de la red nacional de datos. Con este paso se abrió la posibilidad de inaugurar teléfonos públicos de larga distancia en el país. Es SIEMENS quién un año después se encarga de la construcción de la red colombiana de transmisión de datos y se propicia la llegada de la televisión por suscripción y se abren las puertas para que TELECOM inicie los contactos para funcionar a través de clave submarino de fibra óptica introducida por la empresa ERICSSON.

En 1991, al tiempo que Caracol y RCN empezaron a utilizar satélites en sus sistemas de radiodifusión, se reglamenta la participación privada en la explotación económica de los servicios agregados de telecomunicaciones, en el desarrollo de la política y la desmonopolización. A partir de ahí se dieron grandes cambios, tales como le nuevo servicio de teleconferencia y la integración de la telefonía con computadores. Se crea también la Cámara Colombiana de la Informática y las Telecomunicaciones. Para 1994 inicia el servicio de telefonía móvil celular en el país y se ratifica la entrada de empresas extranjeras a competir con la empresa nacional, lo que significó en años posteriores la debacle de TELECOM.

En el año 2000 se incrementó rápidamente el número de suscriptores de la telefonía móvil celular y el mercado de internet del país se ubica entre los principales de América Latina gracias a que cuenta con 665.000 usuarios conectados a la estruendosa red. El crecimiento en Colombia fue acelerado y tan solo un año después las empresas telefónicas, s e vieron obligadas a implantar la tarifa plana para el acceso a internet. Es quizá este el momento en que, con la llegada de la telefonía celular e internet, se da un cambio radical en la forma cómo un importante número de población de la nación y el mundo nos comunicamos.

Telefonía Celular
Con ventajas inconcebibles tan sólo unos años antes, en 1979 funciona por primera vez en Japón la primera red de Telefonía Móvil Celular. Así, ésta tecnología que propicio la movilidad, la rapidez y facilitó la comunicación.

Colombia adjudicó la telefonía móvil a principios de 1994. Las licitaciones requerían que su presentación se realizara por al menos un operador celular que garantizara la calidad del servicio y un empresario con gran capital para la inversión. El estado colombiano dividió el país en tres regiones con el propósito de garantizar la calidad del servicio: Costa Atlántica, Oriental y Occidental). A su vez estableció una red para empresas privada y otra para empresas mixtas. Así, cada región contó con dos operadores.

El país ha logrado posicionarse como uno de mayor penetración con respecto a la dinámica de otros países Latinoamericanos como Brasil, Ecuador, México o Perú. Este hecho tiene una explicación y se trata de la falta de líneas convencionales en un territorio con grandes necesidades de comunicación, aunado a la baja en los precios y las campañas publicitarias que le dieron un importante crecimiento al servicio.

Quiénes somos

Somos una entidad sin ánimo de lucro dedicada al desarrollo y fortalecimiento de procesos de educación, investigación y comunicación para el tratamiento no violento de los conflictos, el fortalecimiento de los saberes populares, el respeto por las diversidades, la generación de entornos favorables para la paz y la vida digna.

Contáctanos

Carrera 26a # 2b - 11
Barrio Santa Isabel
Bogotá, Colombia

(57+1) 702 7084
(57) 3155098186
(57) 3162913356
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.saberpopular.org

Documentos rte MSP