Imprimir

Publicación de “La economía de los paramilitares: redes de corrupción, negocios y política” (2011) por la Corporación Arco Iris

La Corporación Arco Iris realizó una investigación sobre las estrategias desplegadas por los paramilitares para la obtención de recursos económicos.

De acuerdo con el Informe ¡Basta Ya! Colombia: memorias de guerra y dignidad (2013), en 1997 se dieron cita los jefes de nueve organizaciones paramilitares de distintos puntos de la geografía nacional para conformar las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Allí se definieron como un movimiento político-militar de carácter antisubversivo (discurso posicionado en amplios sectores de la opinión pública hastiados de la guerrilla) que reclama transformaciones del Estado, pero no atenta contra él. Comenzó en ese momento una expansión militar hacia diferentes puntos del país y estos actores armados dejaron de ser grupos armados contrainsurgentes de carácter local y regional para configurar un proyecto político, social y económico con alcances nacionales.

Los paramilitares se lanzaron a cooptar la representación política local y regional. Buscaban en realidad intervenir el Estado central para asumir las riendas del poder nacional (…) El Pacto de Ralito demostró la alianza entre las estructuras paramilitares con amplios sectores militares, económicos, políticos y sociales de todo el país. Su objetivo era la formulación de un nuevo contrato social basado en la defensa de la propiedad privada y la preservación del control territorial, así como la estrategia para posicionarse como el tercer actor de la guerra y forzar una ‘negociación política con el Gobierno’.

El resultado político de esta expansión se vio más adelante, en las elecciones del 2002, cuando sus fichas coparon una tercera parte del Congreso y pudieron influir decididamente en la campaña presidencial; también ejercieron control sobre 250 alcaldías y 9 gobernaciones, en las elecciones del 2003 (…)

El paramilitarismo fue un fenómeno de carácter reactivo, preventivo y oportunista. Reactivo, porque el asedio y la presión de las FARC sobre las élites regionales dentro de su proyección militar y su expansión territorial llevaron a esas élites a apoyar a los grupos paramilitares para contener la erosión de sus intereses y la inviabilidad económica de sus regiones. Preventivo, porque las élites regionales vieron en el proceso de paz del gobierno de Andrés Pastrana un arreglo político que iba en detrimento del statu quo (…) El paramilitarismo también fue oportunista porque el control territorial permitía el ascenso social, económico y político de los grupos paramilitares como élites emergentes con proyección regional y nacional, en particular de sus altos mandos (….) Pero además las AUC sirvieron a los narcotraficantes como vehículo para alcanzar el reconocimiento social y político al que nunca había renunciado. (GMH 2013: 150-161)

La Corporación Arco Iris es un centro de pensamiento, investigación y acción social para la reconciliación, que construye análisis, impulsa iniciativas y promueve acciones en relación con el conflicto armado colombiano, la paz, el postconflicto y la seguridad. Desde el 2007 ha realizado diversas investigaciones sobre las causas, dinámicas y consecuencias del paramilitarismo en Colombia, con el apoyo de la Agencia Sueca de Cooperación para el Desarrollo Internacional ASDI. En primera instancia, señalaron la expansión territorial, los acuerdos políticos que la sustentaron y la reconfiguración del mapa político en el país. “Se le dio el nombre de parapolítica a la conquista a sangre y fuego del ámbito de representación política en buena parte del territorio” (Romero Vidal 2011: 9).

El escándalo de la parapolítica mostró los vínculos entre la clase política y grupos armados ilegales. Pero el accionar de las AUC no se restringió a ese ámbito. En la investigación “La economía de los paramilitares: redes de corrupción, negocios y política” (2011) la Corporación se enfocó en explorar la relación con empresarios y el sector privado, así como la obtención, apropiación y desviación de recursos públicos. Los paramilitares resultaron efectivos para la promoción del latifundio ganadero, la agroindustria, la minería y los megaproyectos. Además del control de actividades ilegales, lograron entremeterse en empresas y entidades, tener control sobre aspectos de la gestión estatal de los entes territoriales (como la salud, el chance y las regalías) y consolidar redes de corrupción en sus zonas de influencia. Todo esto, acompañado además de reformas legislativas en el Congreso.

Uno de los casos de estudio sobre el que profundiza la investigación es el proyecto agroindustrial de la palma de aceite en la cuenca del Bajo Atrato chocoano en su articulación con la región de Urabá. Allí confluyó la lógica contrainsurgente y la lógica de acumulación del capital: la defensa de la propiedad privada de unos se deslizó hacia la usurpación de distintas formas de riqueza como tierras y recursos naturales. El estudio señala que tras las intervenciones armadas y represión contrainsurgente en el territorio y el desplazamiento forzado consecuente, hubo una apropiación de las tierras de la población desplazada y un avance del proyecto palmicultor en la zona, con connivencia de la Brigada XVII del Ejército.

Fuentes:

  • Grupo de Memoria Histórica (2013). ¡Basta Ya! Colombia: memorias de guerra y dignidad. Bogotá: Imprenta Nacional.
  • Franco, Vilma Liliana y Restrepo, Juan Diego (2011). “Empresarios palmeros, poderes de facto y despojo de tierras en el Bajo Atrato”. En: Mauricio Romero Vidal, editor. La economía de los paramilitares: redes de corrupción, negocios y política. Bogotá: Debate. Pp. 269-410.
  • Romero Vidal, Mauricio ed. (2011). La economía de los paramilitares: redes de corrupción, negocios y política. Bogotá: Debate.
  • www.arcoiris.com.co

Quiénes somos

Somos una entidad sin ánimo de lucro dedicada al desarrollo y fortalecimiento de procesos de educación, investigación y comunicación para el tratamiento no violento de los conflictos, el fortalecimiento de los saberes populares, el respeto por las diversidades, la generación de entornos favorables para la paz y la vida digna.

Contáctanos

Carrera 26a # 2b - 11
Barrio Santa Isabel
Bogotá, Colombia

(57+1) 702 7084
(57) 3155098186
(57) 3162913356
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.saberpopular.org

Documentos rte MSP