Imprimir

CIENCIA EN LA TRIFRONTERA

Perú, Colombia, Brasil. Colombia, Brasil, Perú. A veces estos tres nombres se mezclan y parecen uno solo en la llama TriFrontera, donde tan solo hay límites imaginarios, pues ni el río ni las banderas impiden a los transeúntes caminar de país en país. Conversamos con los investigadores del IMANI sobre el papel de la Universidad Nacional, y del Instituto SINCHI en esta zona limítrofe de Colombia.

Visitar la capital del Amazonas, Leticia, no es visitar solamente el extremo sur de nuestro país, también es visitar un universo que trasciende las fronteras nacionales, que se compone de los aromas peruanos y de los acentos brasileros. Leticia es una ciudad pequeña, con aproximadamente 40.000 habitantes, pero sus límites culturales se extienden a Tabatinga, su vecina ciudad del lado brasilero de la frontera, y la población de Santa Rosa en Perú, que se ubica del otro lado de la margen del río Amazonas. Allí cruzar la frontera es como cambiar de barrio, uno va de un país a otro sin restricciones y con la tranquilidad de sentirse entre pueblos hermanados por el aroma amazónico. Para ir a Brasil basta con cambiar de calle, y ya se sienten los ritmos portugueses, todo se vende y se compra en reales. De igual manera para ir a Perú, basta con cruzar el río y llegar a las tierras de los ancestrales incas, allí todo empieza a comercializarse en soles.

En esta región del país, donde abunda la diversidad de los indígenas, mestizos, colonos, y la influencia de las tres naciones; nos encontramos con dos instituciones que trabajan por la producción de conocimiento en campos del saber como la biología, las ciencias sociales, agronomía, lingüística, entre otras. La primera institución que visitamos fue el Instituto Amazónico de investigaciones científicas SINCHI, donde nos recibió el científico Luis Eduardo Acosta Muñoz, economista, experto en estudios territoriales y económicos en la región del Amazonas, nos contó sobre sus investigaciones en el instituto orientadas a describir y analizar los sistemas alimentarios de algunos pueblos de la región amazónica con las biomasas de yuca que son procesadas y luego se convierten en fariña.

En el SINCHI también tuvimos oportunidad de conversar con Marcela Nuñez, quien es licenciada en biología de la Universidad Distrital y trabaja en el Instituto hace aproximadamente 20 años, hace parte de un equipo de investigadores dedicados al estudio de microorganismos acuáticos en diferentes departamentos de la región como Amazonas, el Río Putumayo, Caquetá, Guainía, Guaviare e Inírida. Conversamos también con Edwin Agudelo Córdoba, quien es el líder del grupo de investigación en ecosistemas acuáticos del Instituto Sinchi, es biólogo marino de formación, de la Universidad del Valle y trabaja en la región amazónica desde el año 1992. Edwin Agudelo ha especializado su investigación alrededor de los peces, en lo relacionado a la descripción y análisis de la biodiversidad presente en la región amazónica con esta población animal, observando y detallando la actividad de la pesca que es tan prolífica en esta región del sur del país. Finalmente en el SINCHI nos encontramos con Diana Carolina Guerrero, quien trabaja en el instituto desde el año 2004 cuando realizó su pasantía de pregrado; actualmente trabaja en el equipo de investigación “Sostenibilidad e intervención”, en el plan de manejo de dos frutos amazónicos el Camu-Camu y el Asaí, en dos veredas del corregimiento de La Pedrera.

En la Universidad Nacional nos recibieron muy amablemente varios investigadores de esta sede, quienes hacen parte del Instituto de Investigaciones IMANI. Allí conversamos con Santiago Duque, biólogo de la Universidad Nacional quien se encuentra vinculado como docente a esta institución desde los años 90, él se dedica a los estudios en limnología, es decir, todo lo referente al recurso hídrico de la región, la importancia de los humedales y la importancia del recurso pesquero para sostener la población local, nos contaba el profesor por ejemplo, que un ribereño de Leticia, cercano a Leticia, en este sector de la triple frontera con Perú y Brasil consume alrededor de 18 a 20 kilos de pescado al mes, qué quiere decir eso, consume todos los días pescado, la oferta más importante que le da el medio de proteína animal es el pescado y esto pasa exactamente igual en los grandes centros de Ciénega del Magdalena, del Sinú y del San Jorge que nadie valora, hay poblaciones pesqueras, pueblos completos donde el 90% son pescadores y eso nunca es tenido en cuenta, entonces son cosas real del sostenimiento de la calidad y son recursos invaluables que tiene el estado Colombiano que tiene debemos conservar. Finalmente, allí en el IMANI también conversamos con Carlos Franky y Dani Mahecha, antropólogos de la misma Universidad, quienes han desarrollado sus investigaciones en el marco de etnografías sobre pueblos indígenas nómadas de la región amazónica como los Nukak- Makú.

Sólo palabras de agradecimiento tenemos para quienes nos abrieron la puerta de su casa en Leticia y nos permitieron conocer del desarrollo científico en esta hermosa región del país.